Nos encanta que vengáis a vernos. Nos encanta que vengáis a disfrutar de nuestras instalaciones. Apostamos por que vengáis vosotros porque para mucha gente es, incluso, un aliciente necesario para levantarse, vestirse, salir, caminar, interactuar… vivir.

No obstante, bien sea por la existencia de barreras arquitectónicas, por la distancia o porque las circunstancias del paciente no lo permiten, muchas veces no es posible.

Fisioterapia Queaires pone a tu disposición la fisioterapia domiciliaria. Con la misma calidad, dedicación y tiempo que en la clínica pero en tu hogar.

Las personas encamadas son el grupo de pacientes más delicado y necesitan especial atención. La fisioterapia para encamados es muy específica y se puede dividir en dos grupos:

Inmovilidad permanente/indefinida:
Suele darse en personas mayores y pacientes con patologías o lesiones que han causado su encamamiento (como una hemiplejia tras un ictus, lesiones cerebrales, Alzheimer...) También debemos incluir aquí a las personas con una autonomía limitada y que tienen alta probabilidad de perderla completamente, casos en que la fisioterapia se empleará para evitar o retrasar la llegada de ese punto. Si ya están encamados, el objetivo principal será minimizar o retrasar las múltiples complicaciones derivadas de esta situación como las complicaciones respiratorias, la atrofia muscular por inactividad, la pérdida de movilidad, complicaciones a nivel circulatorio, úlceras por decúbito, etc. Algunas de estas complicaciones aumentan el riesgo de morbimortalidad, otras aportan dolor. La fisioterapia busca preservar la vida en las mejores condiciones posibles, mejorando la calidad de vida.
Inmovilidad temporal:
Hablaríamos aquí de aquellas personas que por circunstacias como un ictus de secuelas no graves, accidentes de tráfico, fracturas, etc., deben estar postrados durante un tiempo limitado, después del cual se espera vuelvan a tener autonomía. En la fisioterapia para pacientes encamados es muy importante realizar un seguimiento de la evolución del paciente, con valoraciones continuas que permitan modificar la intensidad y frecuencia del tratamiento para adaptarlo al estado del paciente y al mismo tiempo advertir cambios que deban ser notificados a otro sanitario (médico, enfermero…).

Cómo trabajamos

  1. Contacta con nosotros: Puedes hacerlo por teléfono, Whatsapp o correo electrónico.
  2. Concertaremos una cita para ir a conocerte.
  3. Valoración gratuíta: Ya en el domicilio valoramos tu caso, te asesoramos y resolvemos tus dudas.
  4. Diseñaremos un plan de tratamiento adecuado a tus necesidades.
  5. Empieza a ganar calidad de vida!